Promoviendo nuestras raíces entre los más pequeños.

Los romanos utilizaban la cruz como un procedimiento ejemplarizante para ejecutar a los criminales. Sin embargo, partir de la crucifixión de Jesús, la cruz se convirtió en el símbolo emisor de un mensaje inequívoco de esperanza, de vida y de amor al prójimo. Desde la Fundación El Pimpi queremos expresar nuestro apoyo hacia la tradición popular de las Cruces de Mayo y acercarla a los más pequeños para que las raíces de nuestra cultura no se pierdan. Quisimos darle un nuevo enfoque con el que sensibilizar sobre temas como la tolerancia, la igualdad, la paz y la solidaridad. Trabajamos con cuatro colegios en el que los niños crearon cruces sobre distintos temas y, después de un pequeño acto, plantamos un olivo en cada uno de ellos como recuerdo la acción realizada.

Acciones llevadas a cabo

COLEGIO MISIONERAS CRUZADAS

La actividad tuvo lugar en los jardines de la entrada principal del colegio y participaron dos grupos de alumnos (aproximadamente 50 alumnos) acompañados por el director y el profesorado. En el acto intervinieron la directora María José Miguel González, Enrique González y Samuel Perea. Los alumnos cantaron a coro una canción compuesta por una de sus profesoras y leyeron su manifiesto dedicado a la tolerancia.

COLEGIO CRISTO REY

La actividad tuvo lugar en el patio de la entrada al colegio y participaron un grupo de alumnos (aproximadamente 30 alumnos) acompañados por la directora y los profesores. La cruz, además de ser decorada con hojas de olivo, contaba con una paloma hecha con bases de papel de magdalenas y un decorado costumbrista andaluz. En el acto intervinieron la directora y Samuel Perea. Los alumnos cantaron a coro cogidos de la mano una canción que hablaba de un mundo en paz y leyeron su manifiesto dedicado a la paz.

COLEGIO GIBRALJAIRE

La actividad tuvo lugar en el salón de actos del colegio y participaron cuatro grupos de alumnos (aproximadamente 110 alumnos) acompañados por la directora, el profesorado y los padres de los alumnos. En el acto intervinieron la directora María José Ventura, José Cobos y Samuel Perea. Los alumnos armaron un puzzle hasta construir la palabra “Solidaridad” y leyeron un emotivo manifiesto.

COLEGIO SAN JOSÉ OBRERO

La actividad tuvo lugar en un patio interior del colegio y participaron un grupo de alumnos (aproximadamente 24 alumnos) acompañados por el director y varias profesoras. La cruz, además de ser decorada con hojas de naranjo y limonero, contaba con flores de papel con mensajes de esperanza escritos. En el acto intervinieron el director, José Cobos y Samuel Perea. Los alumnos cantaron a coro dos canciones, leyeron el evangelio correspondiente a ese día y un manifiesto dedicado a la igualdad.

Objetivo
Promoción de las tradiciones y sensibilización entre los más jóvenes a través de un nuevo lenguaje.
Periodo
3 y 4 de mayo de 2018
Colaboran
Verdecora, El Pimpi.